Ascope en las primera época de la República

1,825.- la hacienda Ascope pertenecía a la hacienda Nuestra Señoras del Rosario de Facalá de propiedad de don Manuel Tinoco y Cavero, pero los ascopanos por sus ideales libertarios son expulsados de esta hacienda y se radican en los alrededores de la hacienda Troche que fue propiedad de Don José Atienza y después pasó a ser propiedad de Don Asensio Meléndez, los ascopanos para compensar la construcción de sus viviendas trabajan como Yanaconas ( indio aparcero). el primer dueño de Ascope fue Don Diego de Mora

1,835.- en los albores de la época republicana, Felipe Santiago Salaverry , quién se había autoproclamado Jefe Supremo de la República perseguía al General Nieto, y acampó en el centro poblado de Ascope y Chepen y eleva a al categoría de la provincia a Chiclayo ( 15 de abril de 1,835); el historiador y poeta Ascopano Teodoro Rivero Ayllón, dice que estos Decretos fueron firmados sobre un tambor de guerra en la Plaza principal de Ascope.

Presentes en la firma y expedición de estos Decretos estuvieron los hacendados de la época, a quienes no les convenía que los pueblos se organicen y cuenten con sus autoridades, locales institucionales y tierras de cultivo para sus productos de pan llevar, por lo que adoptaron por hacer desaparecer los documentos que afectaban sus intereses en Ascope.

1,838.- Don Miguel Marino y Timoco vende los terrenos de Ascope a Don José Flores y Vergara, Don José Jacinto se opone a esta venta hasta que el 10-09-1866 el Presidente Mariano Ignacio Prado expide el Decreto a favor de la población ascopana.

1,846.- el espíritu batallador he indesmallable de los ascopanos, por tener lo que por derecho les correspondía, hacen que Don José Jacinto Ledesma. Juan Morillo y Manuel Moreno entre otros , tercamente sigan luchando porque Ascope sea declarado PUEBLO, y es así como este denodado esfuerzo tienes sus frutos un imperecedero 6 de abril de 1,846, durante el primer Gobierno del Mariscal Ramón Castilla, el Prefecto del Departamento de La Libertad General Don Pedro Bermúdez, ratifica el Decreto del General Salaverry, creando oficialmente el PUEBLO de Ascope, nombrándose como Sindico Procurador a Don José jacinto Ledesma.

Por ese entonces el territorio de Ascope comprendía: de norte a sur. Garrapón, Santa Clara del Sol, Chuín Alto, Mocan, Malabrigo, Macabí, Pucuche, Lache, Faralá Casa Grande, San José de Bellavista ( alto y bajo) , La Capilla, El Pozo, La Victoria y los terrenos de la Quinta.

POR EL ESTE.- Sausal, Pampas y Jagüey .

1,859.- Antonio Raymondi visita Ascope y dice lo siguiente:

A la derecha de Faralá, se ve un grande y elevado terraplén llamado el Mampuesto de Facalá, que fue construido por los antiguos indios a quienes le servía de acueducto para conducir las aguas desde río, que queda muy lejos, y regar los terrenos que en el día son infructuosos debido a que las acequias existentes actualmente quedan demasiado altas. No se puede comprender lo gigantesco o importante de la obra sino se recorre y se observa con atención este antiguo monumento que atestigua el grado de perfección del arte de irrigar a que habían llegado los habitantes del Perú antes de la conquista. Causa indignación leer las palabras tan despectivas que emplea el historiador Ulloa al tratar de los antiguos indios, a quienes lo compara casi con las bestias.¡ Cómo se pueden ser bárbaros los hombres que dejaron restos de seguro caminos y calzadas? ¿ Cómo se puede asemejar a las bestias a un pueblo que ha dejado monumentos que nos habla de su progreso en la agricultura? ¡ Ojalá que la generación actual pueda imitarlas! Entonces desaparecería la esterilidad, la escasez y la miseria, dando lugar a la fertilidad, la abundancia y la riqueza. El acueducto mencionado es macizo; porque antiguamente no conocían el arco, en algunos puntos, tiene hasta 40 varas de alto, construido con adobes y varias partes también con piedras . por la parte superior pasa el canal que en los pocos sitios bien conservados tiene como tres varas de ancho y una de profundidad. La sección más elevada está cerca de Faralá y una legua de Ascope, A medida que se acerca al pueblo va nivelándose con el terreno de las inmediaciones.

De Facalá al cerro San Bartolo, dicho mampuesto se extiende de un cerro a otro como la cuerda de un arco, encerrando una llanura baja situada en la ensenada que forman los cerros. Otro Mampuesto faldea los cerros de la ensenada y corre más arriba del primero. Estos acueductos servían para irrigar unos terrenos situados a más de 7 leguas de distancias.

La llanura encerrada entre el cerro y el Mampuesto puede irrigarse con el agua de la misma acequia; y solo hace dos años que fue cultivada con arroz. Los terrenos que riega dicho acueducto pertenecen al señor don José Flores, quién hace pocos años, quiso aprovechar de los trabajos de los antiguos indios dando agua a la acequia, pero desgraciadamente parte de este Mampuesto se descompuso y como este señor no quisiera hacer mucho gasto, le hizo una pequeña reparación que no fue suficiente y la acequia se descompuso nuevamente, debido a este abandonó la empresa y el Mampuesto sirve en él día de camino para ir a Ascope.

San Bartolo es el último cerro en donde se apoya el Mampuesto y el punto donde se pone a nivel con el terreno. Se halla situada media legua de Ascope en una piedra de este cerro se hallan esculpidas las huellas de un pie y de un talón; no se sabe el origen de estas y el pueblo crédulo tiene fe que pertenecen a los pies de San Bartolo que descansó en este punto, de allí se dio el nombre de San Bartolo a dicho cerro.

Todos los cerros de por aquí, son de sienita más o menos compacta y anfibolita.

ASCOPE es un pueblo grande situado a 5 leguas y media al N-NE de Magdalena de Cao y a 123 leguas de Trujillo. Este pueblo es muy reciente por que hace solamente 13 años que se le declaró Pueblo, por el gobierno del Perú.

El origen de su nombre es debido al de una hacienda perteneciente a un señor Meléndez de Chachapoyas.

Parece imposible como muchos pueblos y ciudades del Perú vayan continuamente disminuyendo su población; notándose por todas partes cimientos de nuevas construcciones. El pueblo cuenta en el día con más de 3,000 habitantes y es de esperarse que dentro de poco tiempo será uno de los más grandes del Perú

Tiene buenas casas y una plaza grande con un portal. Su iglesia es pequeña y miserable, siendo la misma capillita que tuviera la hacienda antes que Ascope fuera pueblo. Es notorio la necesidad de una nueva iglesia pues la capillita no basta a los numerosos habitantes de hoy día.

Entre las principales familias que se encuentran en Ascope son las de Flores, Vargas y Guerra.

No falta una pequeña sociedad en donde pasar un rato de holgura; hasta dos pianos en el pueblo.

Los principales habitantes del pueblo son hacendados, poseyendo algunos terrenos, tanto en la cercanía de Ascope como en la sierra. Los demás tienen sus pequeñas chacras de maíz y arroz.

En Ascope, existen algunas tiendas de comercio regularmente surtidas y los comerciantes no compran los artefactos de Trujillo, si no que los hacen venir directamente de Lima. Esta es una de las causas de la decadencia de Trujillo porque hace pocos años que todos los comerciantes de los pueblos situados en el interior y también los de las capitales de provincias y departamentos, tales como Cajamarca, Chachapoyas, Moyabamba, etc. Compraban sus cosas en Trujillo; haciendo más activo el comercio de esta ciudad pero ahora que los comerciantes de los lugares mencionados se abastecen en Lima, los de Trujillo tienen poco negocio

El puerto de Ascope es Malabrigo, donde van a pasar la temporada de baños los señores del pueblo que gozan de cierta comodidad

El cultivo principal de las inmediaciones de Ascope era el arroz que forma objeto principal del comercio y riqueza de sus habitantes tanto del pueblo como de las haciendas inmediatas. El arroz produce en las inmediaciones de Ascope, a lo menos, con la relación de 100 por 1; en ciertos puntos en donde el terreno está muy descansado o es nuevo, produce 200 por 1. el cultivo del arroz no deja cuenta cuando baja la proporción en 30 por 1.

En Ascope , el arroz se casca y blanquea por medio de máquinas llamadas ingenios

Generalmente el ingenio se compone de una rueda hidráulica vertical, que pone en movimiento un eje horizontal, que levanta sucesivamente 6 a 8 pilones y que caen en morteros de los ingenios antiguos son de madera, mientras que los que se construyen en el día son de fierro

Algunos ingenios tienen máquina para aventar y separar la pajilla del grano, otros no y entonces se hace esta separación mediante la pala.

Los actos de cascar y de blanquear el arroz se hacen en, en las inmediaciones de Ascope en dos tiempos: el primero durante 10 minutos y el segundo durante 20. Estas operaciones pueden hacerse más pronto cuando los morteros, o sea los pilones, son un poco más pesados; así un ingenio de 8 morteros, cuyos pilones pesan solamente 4 arrobas limpian 12 ó 13 cargas de arroz diarias, y al contrario, otro que pertenece al señor Guerra y tiene solo 6 arrobas cada uno, limpian en el mismo tiempo 20 cargas.

La pajilla la botan; cuando podría servir para engordar chanchos. Para esto. Es preciso acostumbrar a los chanchos haciéndolos ayunar las primeras veces, y luego dándoles la pajilla un poco mojada.

Un fabricante de ladrillos en Ascope, utiliza la pajilla como combustible, sirviéndose de ella como lo hacen en la sierra con la taquia o excremento de llamas para la fundición de los minerales, esto es, empleando un hombre que va continuamente echando puñados de ese combustible en la boca del horno.

El precio del arroz al presente, en el pueblo es de 12 pesos la carga; pero esto puede variar mucho porque faltan pocos días para qué empiece la cosecha; que siendo abundante este año hará disminuir el precio del artículo. El año pasado se vendió la carga de 11 y a 10 pesos y este año es muy posible que algunas cargas se vendan a 8 porque varios conservan arroz desde el año anterior.

En las inmediaciones de Ascope, se halla piedra de cal, la que saca para exportarla. Esta piedra se asemeja a la de Lima; hallándose en las de las mismas condiciones. En efecto, la formación geológica de las inmediaciones de Ascope es la misma de la de los alrededores de Lima, estando casi todos los cerros formados por una sienita más o menos compacta y anfibolita. La piedra de cal de Ascope y la de Lima es un calcáreo de transición de color gris azulado levantado y enteramente trastornado por una roca efusiva que no es sino la misma roca cinética que pasa insensiblemente a ser compacta de naturaleza porfídica, asemejándose en algunos puntos a una eurita. Muchas veces el calcáreo forma como unos pequeños cerros en que casi no se observa la roca efusiva. En las zonas de contacto, el calcáreo sufre un verdadero metamorfismo, se carga de sílice y a veces de pequeños cristales de couceranita. El propietario de la cantera de las inmediaciones de Ascope, no quema la piedra sino la vende a otros quienes lo hacen ya por su cuenta ellos van a la cantera a sacar la piedra y pagan al dueño por adelantado con el 8 o 10 por ciento que calcula obtener de ganancia en la venta de cal la piedra de cal se quema en pequeños hornos de forma rectangular con capacidad solamente para 10 o 15 quintales. La quema la hacen con leña que recogen a veces a dos leguas de distancia del lugar; de lugar la manera que con esto la cal ya sale muy cara, sin apreciar todavía de ir traer la piedra desde la cantera que dista más de media legua. Venden la cal apagada a 4 reales el quintal y es lo que les permite exportarla a Trujillo, al Puerto Malabrigo y hasta el Callao. El transporte de Ascope a Malabrigo importa 12 reales la carga de 4 quintales, resultando así, que el costo del quintal de cal en el Puerto sea 7 reales

Uno de los muchos individuos que trabajaban en el comercio de la cal, gana más que los otros porque trabajan con mayor economía, quema la cal en hornos de ladrillos que contiene más de 50 quintales utilizando como combustible la “ fajina” ( leña menuda de chilco que se halla con mucha abundancia en los alrededores de Ascope).

En el pueblo de Ascope también se fabrica jabón; empleado para preparar la lejía, el carbonato de soda natural que se encuentra en las inmediaciones de Malabrigo. dicho carbonato lo venden a dos pesos el quintal. Ascope tiene en invierno las mismas garúas de los lugares situados en la costa del Perú, sin embargo en 1828 llovió bastante fuerte por 3 días y en 1840 vino una lluvia tan fuerte por estas región que en dos o tres minutos hizo correr aguas por las calles, malogrando mucho las casas de Ascope y también de Trujillo.

De Ascope, Raimondi continúa su viaje hacia Cascas, y lo hace por la encañada, cruzando el río San Benito así como las quebradas de Santa Ana y San Benito, continuando hasta una llanura regada por el río Cascas, siguiendo su viaje hasta llegar a Cascas que dista 12 leguas de Ascope.

Article publié pour la première fois le 24/06/2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *